… todo es personal!

Fila VIP para ser emprendedor?

F

Antes de plantear el punto medular de esta reflexión quiero hacer una precisión objetiva, en el terreno del emprendimiento en México nadie es dueño de la verdad y si acaso hay alguna “verdad” ahí, lo cierto es que no será una verdad absoluta.

Respeto mucho las opiniones de otros en este tema, no sólo porque se trata de SUS OPINIONES, que como la mía, ellos y yo tenemos el pleno derecho de expresarla y compartirla; sin embargo, me voy a permitir hacer una critica y darle continuidad a la reflexión de la semana pasada en la que afirmé que TODOS TENEMOS MADERA DE EMPRENDEDOR. De hecho, dije que unos la tenemos más a flor de piel que otros, pero a fin de cuentas TODOS PODEMOS SER EMPRENDEDORES.

Insisto en el punto porque hace un par de días, en el sitio web de una revista de gran prestigio, se publicó un articulo que contiene una serie de afirmaciones que me cuesta trabajo aceptar que sean la literal opinión de los que ahí son entrevistados.

En ese artículo, quien escribe afirma que “No, no cualquiera puede ser emprendedor” y que cuatro expertos mexicanos “coinciden” en eso.

Si las afirmaciones que se atribuye a los entrevistados para ese artículo son precisas, parece que la tesis detrás de la nota se reduce a esto:

PARA SER EMPRENDEDOR EN MÉXICO DEBES HABER EGRESADO DE UNA UNIVERSIDAD PRIVADA, DEBES HABER ESTUDIADO UNA MAESTRÍA EN ADMINISTRACIÓN Y DEBES HABER TRABAJADO POR VARIOS AÑOS COMO EJECUTIVO DE UNA GRAN EMPRESA EN EL EXTRANJERO.

Cuando leí esto no puede evitar preguntarme si era en serio, sobre todo por lo delicado de esas afirmaciones.

¿Quiere esto decir que si sales de la UNAM, del Poli o de cualquier institución de educativa que sea Pública, no podrás ser emprendedor?.

Según cifras de la ANUIES, en el ciclo escolar 2014-2015 se graduaron 508,997 alumnos de nivel superior, de los cuales 167,422 lo hicieron de escuelas privadas y 341,575 de escuelas públicas, lo cual significa que para fines prácticos —según el artículo en cuestión— en el ecosistema emprendedor Mexicano parecen no tener cabida 2 de cada 3 egresados de una escuela de educación superior.

¿Quiere decir también que si te graduaste en Mecatrónica y tienes la posibilidad y las habilidades de construir un robot como ASIMO —el famoso robot de Toyota— a menor costo y con mejores funcionalidades, sólo porque odias los temas administrativos y no vas a hacer nunca un MBA, tampoco puedes aspirar a ser emprendedor?.

Finalmente, ¿si trabajaste en el campo, en el rancho de la familia y no tuviste más experiencia que el dominio en la reparación de tractores, tampoco puedes ser un emprendedor?.

No puedo compartir ni tantito esas afirmaciones para describir el ecosistema emprendedor en México, porque no entiendo esa insistencia de hacerlo parecer clasista, exclusivo e inalcanzable.

No cualquiera tiene la fortaleza para soportar o sobrellevar lo que viene en el paquete de ser emprendedor, eso es cierto, pero eso es harina de otro costal y, en todo caso, ahí habría que preguntarse si el problema no está más bien en otro lado, el la resiliencia, por ejemplo.

Si le rascas un poco e investigas en serio te darás cuenta que Ferruccio Lamborghini no sólo no tenía un MBA —creo que ni siquiera existían en su época— tampoco tenía una carrera y manos aún había trabajado en el extranjero… era simplemente descendiente de granjeros que se volvió mecánico de tractores y creó casi por puro orgullo una empresa que en el 2015 ha vendido ya 2,530 autos con precios que pueden alcanzar los $500 mil dólares.

Te darás cuenta también que Bill Gates, Steve Jobs y Mark Zuckerberg no sólo no tienen un MBA tampoco, ni siquiera se graduaron de las carreras que estaban estudiando y mucho menos tuvieron una “experiencia en el extranjero” antes de crear sus empresas —excepto por el sabático de Jobs en la India— y que hoy juntas valen poco menos de $1.3 trillones de dólares, algo así como el valor de la economía de casi 26 países de América Latina juntos.

Y para no seguir tan lejos de estas tierras ni de tan lejos de estos tiempos, si le rascas de verdad te darás cuenta también que Jordi Muñoz era un “NINI” —no estudiaba ni trabajaba— cuando cruzó la frontera de los EE.UU. con su novia embarazada y que por su mente pasó el ser empleado de Best Buy porque no encontraba otra forma de salir adelante de sus problemas. No sobra decir que hoy es el Fundador y CEO de 3D Robotics, unos de los mayores fabricantes de drones de uso civil en el mundo.

En serio, ¿de verdad creen que para ser emprendedor en México se requiere haber egresado de una universidad privada, tener un MBA y haber sido ejecutivo de una gran empresa en el extranjero?.

Creo que la pregunta se responde sola.

Por José Luis Ayala
… todo es personal!

Nací en Michoacán, me formé en Jalisco y aterricé hace algunos años en Nuevo León… hoy me mueve el pensamiento pragmático, crítico y directo.

Me formé como Abogado, pero nunca ejercí la profesión, me volví un apasionado de la tecnología cuando imaginé su potencial.

Hoy dirigo… INKOO

Contacto